5 Razones para lavarte las manos a diario

5 Razones para lavarte las manos a diario

Lo hemos escuchado en muchas oportunidades, un mensaje que no deja de repetirse tanto a niños, como a adolescentes y adultos: lavarse las manos. No es solo una simple costumbre que debemos enseñar, sino que puede realmente puede salvar muchas vidas. Si todavía no sabes por qué es tan importante lavarse las manos, te explicamos las razones más importantes.

Mantener una buena higiene

Una de las principales razones y donde las otras convergen. Es importante mantener una buena higiene y esto es producto de hábitos saludables, como lo es lavarse las manos a

diario. Tener una buena higiene dice mucho de nuestra vida diaria y no es un aspecto de menor importancia.

Al hacer un hábito el lavarnos las manos frecuentemente veremos un cambio en como nos perciben las demás personas y también en como nos percibimos nosotros mismos.

Eliminar la suciedad y malos olores

Si bien suena un poco redundante, lavarse las manos ayuda a eliminar la suciedad, hasta aquella que no vemos con nuestros ojos. Haciendo esto eliminamos también los malos olores que podríamos haber tenido. Es refrescante sentir el agradable olor a jabón luego de lavarnos las manos​ y verlas completamente limpias.

lavarse las manos es importante

Protegerte de enfermedades infecciosas

Durante nuestro día a día pasamos por muchos lugares y por este motivo arrastramos un poco de todo con lo que hemos interactuado. En muchos casos podemos haber tocado cosas que pueden ser perjudiciales para nuestra salud, como microbios o bacterias.

Lavarse las manos es sin duda la forma más eficaz de protegernos de muchas enfermedades. Desde un resfriado o catarro común hasta enfermedades más graves, como la meningitis, la bronquiolitis, la gripe, la hepatitis A, y muchos tipos de diarrea.

Evitar propagar microbios a los alimentos y otros objetos

Algo que sucede a menudo y no nos percatamos es que al tocar los alimentos y otros objetos con las manos sucias estamos contaminándolos dejando en ellos microbios y bacterias con los que hemos entrado en contacto.

Es de suma importancia lavarnos bien las manos antes de comer o manipular alimentos. Así también es una buena idea acostumbrarnos a lavarnos seguido, de esta manera estaremos evitando dejar microbios en los lugares por los que pasamos.

Prevenir el desarrollo de resistencias a los antibióticos

Se ha comprobado que aquellas personas que tienen una buena higiene y se lavan las manos varias veces durante el día presentan menos resistencia a los antibióticos. Esto sucede gracias a que al mantener nuestras manos limpias y libres de bacterias ayudamos a que nuestro sistema inmune trabaje de una manera más eficiente.